Cuando publicas un contenido a través de tus canales social media, esperas recibir “likes”, “me gusta”, “shares”, “favoritos” y “retweets”; sin embargo, algunas veces ninguno de esas interacciones llegan o no cumplen con las metas que tenías.

¿Cómo crear un contenido que tus audiencias compartan y con el que interactúen? ¿Cómo y cuándo lo publicas para optimizar los resultados?

Comencemos con 4 puntos que podrán ayudarte a darle un foco y una línea narrativa a tus contenidos:

Invierte tiempo en las imágenes de tus contenidos y en los diseños que haces.
Los usuarios rara vez leen palabra por palabra cuando stalkean en redes o navegan en la web. En cambio buscan frases claves que les interese e imágenes que los impacte.

Crea contenido que esté anclado a momentos actuales.
Si prestas atención, día a día salen tendencias y se viralizan noticias, hechos, imágenes y videos. Puedes coger estas coyunturas y anclar tu contenido a eso que está “hot” en el momento para poder resaltar de la multitud.

El contenido emocional puede ser el rey
La gente no compartirá tu contenido si no se siente identificada con él y a través de la emotividad puedes lograr que los usuarios generen una conexión con tu contenido e interactúen con él.

Cuenta una historia
Después del contenido emotivo, las historias son la mejor manera de generar una conexión con tus audiencias y hacer que ellas interactúen.

Ahora que tienes una guía para poder crear un contenido que genere más recordación y enganche, puedes basarte en la siguiente infografía para maximizar tus alcances en el momento de publicar. ¡No olvides compartirla!

Traducido y adaptado de CONTENTMARKETINGINSTITUTE.COM