Si tu marca fuera una persona, ¿sería más como Steve Jobs o como Steven Tylor? Si tu marca fuer música, ¿sería pop o rock? Si tu marca fuera comida, ¿sería más como sushi o como una hamburguesa? Personalidad de marca, de eso hablamos.

Estas preguntas pueden parecer tontas pero son un buen camino para comenzar a hablar sobre la personalidad de una marca. Muy a menudo, las marcas mantienen una personalidad “blanca” para abarcar el mayor número de audiencias posible. Sin embargo, lo que es más efectivo para construir una base de clientes, es definir la personalidad de marca y luego inyectar los valores fundamentales en cada acción que se lleve a cabo.

Recuerda: la gente le compra a la gente, no a las compañías. Definiendo una personalidad de marca, le estarás dando a tus clientes “alguien” en quien confiar, diferenciando tu marca de las demás.

 El content marketing representa una excelente oportunidad para desarrollar una personalidad de marca. Aquí puedes encontrar 3 ejemplos de estrategias que contienen diferentes características como el humor, la provocación y la crudeza en el momento de comunicar. Referentes que, sin lugar a dudas, podrán darte una guía de cómo quisieras que tu personalidad de marca.

 

Tomado, traducido y adaptado de BRANDPOINT.COM